Boletín 6 – Sexualidad y sexualidades: dimensiones constitutivas de la sociedad y del orden institucional

Vivimos un periodo de grandes transformaciones que sacuden al orden social de manera integral, interpelan las ideas, y saberes que circulan sobredistintas dimensiones de la experiencia subjetiva y social, diversifican y transforman las biografías y prácticas sociales, alteran las relaciones interpersonales y colectivas tiñéndolas de intensas emociones a veces contradictorias, de esperanzas, de temores, de inseguridades, lo que afecta los climas cotidianos en que nos movemos. Las instituciones y normas vigentes no dan cuenta de la pluralidad de formas de vida, de proyectos personales y colectivos ni proveen la infraestructura institucional y social que garantice el bienestar personal, social y la sostenibilidad de la naturaleza.

Todo aquello que reproduce jerarquías y desigualdades sociales, aumenta el malestar, pero también estimula la acción de fuerzas de cambio para transitar a un orden social más justo que englobe la diversidad de experiencias humanas y elimine los distintos sistemas de dominación, entre ellos el de género.

Descargar boletín 

Boletín 5 – Los cuidados en el centro del debate feminista

El tema de cuidado se ha tomado el centro del debate feminista y político por su capacidad de desnudar las bases estructurales de las desigualdades de género y sociales.

En el debate político actual el concepto de cuidado ha devenido en un tema que vincula diversas agendas transformadoras que interactúan en el proceso constituyente, enlazando la centralidad que adquiere en la agenda feminista, con aquella del buen vivir de los pueblos originarios y con la sustentabilidad planteada por los movimientos ambientalistas.

Y es que el modelo de desarrollo que caracteriza a las sociedades actuales genera una crisis de cuidado integral, que pone en cuestión la sobre vivencia de los seres vivientes y del planeta, pues al organizarse en torno al carácter subsidiario del Estado mercantiliza los derechos sociales y promueve la cultura del individualismo. Del mismo modo, la supremacía del derecho a la libre actividad económica que, junto con el derecho de propiedad sobre el agua y la deficitaria regulación del medioambiente en la actual Constitución, fortalece un modelo de desarrollo extractivista que arrasa con los bienes comunes y el medioambiente, con las evidentes consecuencias para la vida de las personas y el desarrollo de las comunidades.

Descargar boletín 

Boletín 4 – La paridad de género en debate

Los contenidos atribuidos a los conceptos son dinámicos y van cambiando de acuerdo a distintas interpretaciones de grupos de personas sobre lossignificados de estos conceptos en contextos históricos situados. Los contenidos de los conceptos de cuotas y paridad han sido puestos en debate por corrientes feministas en distintos momentos de la historia política de las mujeres a partir de fines del siglo pasado en un contexto de subrepresentación reiterada en los espacios políticos

En el presente, corrientes feministas han revitalizado la discusión sobre los sentidos de la paridad y su concreción tanto en la generación de la institucionalidad de la Convención como en las formas en que el principio de paridad debe incluirse en los futuros marcos constitucionales

Descargar boletín 

Boletín 3 – Desigualdades y violencias de género

Este boletín sobre las violencias hacia las mujeres se organiza en torno a varias premisas. La primera afirma que son las desigualdades de género, las que alimentan los distintos tipos de violencia de que ellas son objeto, las mismas que adoptan modalidades diversas y se ejercen en espacios sociales, privados públicos, socio simbólicos e institucionales. Nuestra segunda premisa se refiere a la condición de vulnerabilidad que comparten las personas que las hacen depender a lo largo de la vida de otros y otras, así como de infraestructuras sociales e institucionales para desarrollarse personal y colectivamente en condiciones de igual dignidad. Aceptar la existencia de desigualdades respecto al tratamiento de la vulnerabilidad humana significa consentir que hay vidas que valen más que otras, y muertes que merecen ser lloradas frente a otras que no importan. Una tercera premisa se refiere al carácter ambivalente de las relaciones humanas que es preciso considerar para evitar que la violencia se transforme en una estrategia política de carácter incremental y destructiva de la integridad personal y del tejido social e institucional. Una forma de evitar la violencia como estrategia política es el reconocimiento y la garantía de derechos iguales a todas las personas, entre otros, el derecho a disentir, a la crítica, a manifestarse en los espacios públicos, así como a difundir discursos sobre alternativas al orden social vigente. Una cuarta premisa se refiere al carácter multidimensional y sistémico de la violencia. La violencia es producida y reproducida tanto a nivel simbólico, como de las reglas institucionales, de las normas, y en las interacciones cotidianas. Una quinta premisa indica al carácter contextual y territorial que tiene la violencia. La vulnerabilidad a la violencia varía de acuerdo a los recursos infraestructurales e institucionales con que cuentan las mujeres, la sensibilidad social frente a la violencia, el reconocimiento de las mujeres como sujetas políticas y de su fuerza y capacidad de organización. Asimismo, es importante que los discursos que desnuden las raíces y condenen los comportamientos violentos circulen ampliamente y en distintos medios.

Descargar boletín 

Boletín 2 – Por un reglamento feminista

La elaboración de una nueva Constitución a través de una Convención Constituyente diversa, es decir, integrada con paridad, con escaños reservados para pueblos indígenas, con cuotas para personas en situación de discapacidad, abierta a la participación de listas independientes y escrita en democracia, es la cristalización de una antigua aspiración de la ciudadanía que pudo plasmarse en un contexto marcado por la revuelta social y de crisis de la institucionalidad política y económica. Es por tanto un proceso que entusiasma y concierne a todas, todos y todes y al cual queremos aportar desde nuestras situaciones de vida, sensibilidades e interpretaciones sobre las desigualdades y la falta de autonomía que aquejan a las mujeres.

Si bien una de las condiciones para un buen trabajo de la Convención es su soberanía e independencia de las presiones institucionales externas, una de las bases fundamentales de su legitimidad es la apertura que tenga a los planteamientos de la ciudadanía a lo largo del país.

Es por esta razón que como feministas queremos generar propuestas sobre algunos aspectos del reglamento, que a nuestro entender son muy importantes para garantizar la igualdad de género en el funcionamiento de la Convención y permitir que la perspectiva y las propuestas feministas sean incluidas en las deliberaciones y toma de decisión. Con la paridad logramos un acceso igualitario, con el reglamento queremos que esa paridad atraviese todo el proceso de elaboración de la Constitución, es decir, garantizar las condiciones para la participación igualitaria.

Descargar boletín 

Boletín 1 – Justicia de Género: propuestas hacia el futuro

La emergencia y desarrollo de los movimientos feministas contra la injusticia de género han sido un motor de cambio, de profundización y resignificación de la democracia. De tal manera que se puede afirmar una relación dialéctica entre ambos conceptos.

El escrito1 que se presenta asume y se organiza según la propuesta conceptual de Nancy Fraser (2008) sobre Justicia de Género, en sus dimensiones Política (Representación), Cultural (Reconocimiento) y Económica (Distributiva). La propuesta de Fraser sostiene la imbricación que existe entre Democracia y Justicia de Género. A continuación, se explicitan las premisas, que resumen las ideas sustantivas que sustentan este escrito y luego tres cuadros sobre las dimensiones que incluyen la Justicia de Género (Política o de representación, Cultural o de reconocimiento y Económica o distributiva) agrupados en tres ejes: (a) Situación actual; (b) Lineamientos de acción a desarrollar durante el proceso de elaboración de una nueva constitución que contribuyan a transformar la situación de injusticia actual, y (c) Diseño del horizonte societal deseado.

Descarga el boletín

Los derechos sexuales y reproductivos en la nueva Constitución

La Red de Defensoras de Derechos Sexuales y Reproductivos es una articulación de profesionales, principalmente abogadas, dedicadas a la investigación y defensa de estos derechos, que nos desempeñamos en diversas regiones del país. Esta Red es parte de la Articulación Territorial Feminista Elena Caffarena, que ha presentado diversas propuestas a esta Convención Constitucional, y hemos trabajado en alianza, entre otras, con Corporación Humanas y la Red Chilena de Profesionales por el Derecho a Decidir.

Tras haber revisado los programas de candidaturas de las y los 155 constituyentes, observamos que mayoritariamente se han asumido amplios compromisos en materia de derechos humanos e igualdad de género y que en el 45% de dichos programas se incluyen compromisos expresos en materia de derechos sexuales y reproductivos. Esto corrobora la importancia de este tema para la Convención Constitucional y para todas las personas. Por ello estimamos necesario poner de relieve esta temática, para que sea incorporada en el marco común de los derechos humanos que esta Comisión propondrá a la Convención, con miras a la discusión sobre el futuro texto constitucional.

Descarga la minuta de la Red de Defensoras de Derechos Sexuales y Reproductivos

NUEVA CONSTITUCIÓN CON PERSPECTIVA DE GÉNERO #CONSTITUCIÓNCONGÉNERO

Nosotras, quienes firmamos y generamos este documento, tenemos convicciones comunes. Primero, Chile necesita una nueva Constitución que refleje un Estado más incluyente e igualitario. Segundo, esaConstitución debe escuchar y recoger las demandas de género. Consecuentes con ello votaremos en el Plebiscito del 25 octubre del 2020 por el Apruebo y la Convención Constitucional como único órgano constituyente plenamente paritario; y participaremos activamente del proceso constituyente en marcha.

Necesitamos contar con una Constitución basada en un pacto nacional que refleje la diversidad de voces, intereses y realidades de nuestra sociedad y que recoja las demandas por la igualdad de género. Creemos que este es un momento propicio para poner sobre la mesa la necesidad de avanzar hacia una democracia paritaria cuyos contenidos sean constitucionales.

Descarga la guía